México necesita grandes empresas, no PyMES

por / martes, 11 agosto 2015 / Publicado enPlaneación Estratégica, Productividad

Día con día escuchamos en la radio o vemos por la televisión que México a través de algunas de sus instituciones gubernamentales, públicas y privadas está impulsando el desarrollo de los pequeños empresarios, lo cual provocará la creación de más empresas al mismo tiempo que se impulsa la generación de más empleos, dando como resultado la “mágica” solución al desorbitante desempleo que actualmente se vive en nuestro país a través del desarrollo de aquel espíritu emprendedor que todo mexicano posee.

Existen varias razones por las cuales México desea impulsar a los pequeños empresarios, siendo la primera de ellas la generación de empleos ya que actualmente, las Pymes (pequeñas y medianas empresas) en nuestro país generan aproximadamente el 72% de los empleos formales dentro de la economía mexicana, por lo que las convierte en el mayor y principal empleador de México.

Por otro lado, las Pymes se han posicionado como una gran plataforma de viabilidad para la creación y desarrollo de productos y servicios innovadores gracias al gran talento y creatividad de los emprendedores que en conjunto con las políticas y programas generados por distintas autoridades y entidades privadas y gubernamentales como son los programas de acceso al financiamiento, incubadoras de negocios, patrocinio para la obtención de tecnologías de la información y capacitaciones han dado como resultado la creación de éstas empresas las cuales el 82.5% desaparecen antes de los 2 años de su creación debido a que no son rentables a pesar de los innovadores productos o servicios que ofrecen al mercado, trayendo como consecuencia un importante impacto en el resto de los pequeños empresarios y por supuesto en la economía. Y a pesar de que como todo en esta vida la muerte es natural, en el caso de las Pymes desarrolladas en nuestro país tienen un alto índice de mortalidad prematura.

Debido a esta situación, considero que México lo que realmente necesita es tener más grandes empresas y no Pymes.  Si, tal vez esto puede sonar ilógico o muy contradictorio pero la idea de que en nuestro país existan más grandes empresas y menos Pymes implica que éstas últimas sean verdaderamente exitosas lo cual las convierta en empresas grandes, con mayor productividad y estabilidad pues como todos ya sabemos, las condiciones laborales, económicas, productivas, de seguridad así como las remuneraciones dentro de las empresas grandes son mayores. Por lo que llego a la conclusión de que algo nos está deteniendo, pues a pesar de todo el apoyo brindado a los emprendedores en México para desarrollar su negocio propio no ha sido suficiente para mantenerlos en el camino de la vida empresarial una vez que han logrado consolidar su Pyme y es por ello que en comparación con otros países de América, nuestro país tiene un menor número  empresas grandes como lo podemos observar en la gráfica:

grafocia 1

Es importante hacer hincapié en que NO considero que sea malo ser parte de una Pyme, trabajar o apoyar alguna de ellas o que se les tenga que retirar los apoyos que se les brinda para su establecimiento, desarrollo y/o mantenimiento, sino que realmente existe un “algo” que está haciendo falta y es una gran área de oportunidad para regir nuevas políticas y esfuerzos institucionales y gubernamentales para que México tenga Pymes más exitosas y estables, que se puedan convertir en medianas y posteriormente su transformación las lleve consolidarse como grandes empresas.

Finalmente, a ti lector que tienes la fortuna de contar con una Pyme propia o deseas comenzar con  una, ¡NO TE DES POR VENCIDO! y continúa en el camino del crecimiento de tu empresa, genera planes, estrategias y programas con la ayuda de expertos que te guíen en el cumplimiento de tus objetivos y llevando a tu empresa al siguiente nivel.


desire

 

SUBIR